Categorías
Viajes en bici

Castillos del Loira 2010

Viaje cicloturista de varios socios en 2010. Los castillos del Loira es una región con numerosos monumentos registrados como Patrimonio de la Humanidad.

Hay que ver lo bien que preparan estas cosas en Francia, todo muy bien señalizado y sin posibilidad de equivocarse. Muy recomendable esta ruta de los Castillos del Loira. Según todas las guias se debe empezar en Orleans y llegar hasta la desembocadura en Saint Nazaire, pero como a nosotros no nos convenía, acabamos haciendo nuestra propia ruta circular juntando los recorridos de dos ríos, el Loira y su afluente el Indre. En total alrededor de 200 kilometros muy bien señalizados y en todo momento protegidos del tráfico intenso. Os dejo algunos documentos adjuntos abajo del todo que os pueden ayudar si queréis imitar el recorrido.

La salida desde Azay le Rideau, después de visitar el castillo, hay que ir al encuentro de la ruta del Loira, y para llegar en un primer momento a Villandry, castillo reformado y acondicionado por un extremeño en el siglo XIX. Siendo lo más espectacular los jardines, recuperados en su original diseño medieval.

Castillo de Villandry y sus jardines

Una vez visitado cogimos la ruta del Loira, Tours, Montlouis sur Loire, Amboise donde hicimos la primera parada a dormir. En Amboise pudimos visitar un precioso castillo, donde está enterrado Leonardo da Vinci. El castillo lo podéis ver en la foto.

Vistas del castillo de Amboise, desde la ribera del río

En Amboise descansamos en un pequeño hotel, el viaje aunque sea en bici, fue muy señorial. Llegamos a dormir hasta en un castillo. Desde Amboise saliendo desde el castillo cogimos el camino al siguiente castillo, el de Chennonceau, otro precioso castillo.

Castillo de Chenonceau

La verdad es que durante este día, la ruta señalizada para los ciclistas va haciendo muchas vueltas, lo que incrementa el kilometraje. Si hubieramos seguido por la carretera directamente, hubiese sido mucho más corto y eso que la carretera tiene un buen arcén. Desde Chennonceau a través de un bosque, todo muy bien señalizado, pedaleamos hasta Loches. Ciudad amurallada medieval, con la torre del homenaje más grande de Europa.

Desgraciadamente nuestro hotel con piscina (todo el día pensando en ello) estaba en lo alto de una cuesta imposible, con lo que tuvimos que hacer un último esfuerzo para llegar a la piscina. Este día tuvimos doble recompensa, porque además de piscina pudimos disfrutar del triunfo de España contra Portugal (1-0). Camino de ser campeones del mundo.

La mañana siguiente nos despertamos con un sol castigador, que nos acompaño todo el día por los pueblos donde pasabamos, Azay sur Indre, Courcay, Truyes y hasta llegar a Esvres, donde dormíamos en el castillo de Vaugrignon. Muy recomendable, piscina, jardines y desayuno en salón s.XIV. Como autenticos reyes nos trataron.

A pesar de todo, no nos quedó más remedio al día siguiente que seguir pedaleando, para llegar de nuevo a Azay le Rideau de dónde habíamos salido 4 días antes, no sin antes visitar la torre de Montbazon, una de las más antiguas de Francia mandada construir por Fulco Nerra, iniciador del fenómeno de los castillos del Loira allá por el siglo X. En Azay le Rideau, pueblo precioso, también hay un castillo que visitar.

En total alrededor de 200 kilometros muy bien señalizados y en todo momento protegidos del tráfico intenso los que hicimos para conocer los Castillos del Loira. Os dejo algunos documentos adjuntos que os pueden ayudar si queréis imitar el recorrido.