Categorías
Noticias de ciclismo

Parque fluvial del Arga

Información sobre el Parque fluvial que une Peralta, Falces, Funes y Marcilla.

El Parque fluvial del Arga del que hablamos hoy es el que acompaña al río entre Falces, Peralta y Funes por ambas orillas. Está balizado para MTB y muy bien mantenido. Durante los fines de semana el paso de ciclistas en MTB es continuo, tiene abundante sombra protectora y la distancia entre las poblaciones es pequeña. El circuito completo en las margenes del Arga son 19 kilómetros contando las dos orillas. Apróximadamente de Funes a Peralta son 3 kilometros, y de Peralta a Falces casi 7 kilómetros.

Si se os queda corta, es posible hacer un recorrido más largo visitando las localidades vecinas de Villafranca, Milagro y Marcilla con la bicicleta. Aunque ya no está perfectamente señalizado existen caminos que unen todas estas localidades y permiten extender el parque fluvial del Arga.

Todas estas localidades tienen todo tipo de servicios, y están unidas por el «Camino verde de la Ribera Alta». Ya os informamos de su existencia en el area de recursos ciclistas de nuestra web. Para el que quiera conocer estas localidades, compartimos con vosotros una de las excursiones realizadas por los Biciclistas de Corella y que compartieron en Wikiloc con todos.

Marcilla

Marcilla es una localidad de la Ribera del Arga-Aragón al sur de Navarra. Tiene casi 3000 habitantes y es un pueblo que ha crecido con la industria y agricultura en los últimos 30 años. Aunque se desconoce el origen de la localidad, tiene importantes monumentos religiosos y militares. La Ermita de la virgen del Plu, el Convento de los Agustinos Recoletos y un monumental castillo-palacio. Este castillo estuvo durante bastante tiempo en ruinas, pero recientemente fue restaurado y desde 2012 presenta un estado inmejorable.

Castillo de Marcilla

La historia cuenta que en 1516 la marquesa Ana de Velasco se enfrentó al coronel Villalba que mandaba a las tropas castellanas con ordenes de derribar el castillo. De esta forma fue el único castillos que conservó sus torres defensivas en Navarra, después de que el cardenal Cisneros ordenará derribarlas todas para favorecer la integración de Navarra con el reino de Castilla.